Cierre de la primera etapa del Ateneo 2013

El viernes 5 de julio cerramos la primera etapa del Ateneo. Los chicos del Centro Juvenil y de Tercer Año organizaron los juegos para todos.https://picasaweb.google.com/116464781766055953456/ATENEO?authkey=Gv1sRgCNvdnfGawf6ytgE

ExpoBosco Invierno 2013

https://picasaweb.google.com/116464781766055953456/EXPOBOSCO?authkey=Gv1sRgCPLt-_H0p4T2sgE
El 12 de julio realizamos la ExpoBosco Invierno 2013 donde los chicos y chicas presentaron las obras que participarán de los Intercolegiales 2013. ¡Felicitaciones a todos!

Acerca de una versión

Debido a los reiterados llamados telefónicos informamos que no hay ningún reporte de casos de meningitis en el Colegio, desconociendo cómo se difundió tal versión.

Educar como Don Bosco

video
Video que comparten nuestros compañeros de Primaria con algunas actividades de los chicos y chicas y que utilizaron como subsidio en un encuentro de docentes.

Reuniones de padres

Esta semana se invitó a los padres a la reunión de inicio de año, donde se comparten las novedades para el ciclo escolar y el diagnóstico de los primeros días.
La semana entrante ( 22 al 26 de abril) finalizamos con Primero y Segundo ESO.

Mesas de mayo


Mesas extraordinarias del mes de mayo


JUEVES 02/05
 
8:00 hs-
Matemática Aplicada
Gestión Financiera y Calculo F.
Prof. Valdez



8:00 hs- E.S.I
Prof. Padre O. Braccia




 

¡Asume el Padre Osvaldo!

En una sencilla celebración con la presencia del Padre Néstor Zubeldía como representante del Padre Inspector, de la comunidad salesiana y de algunos miembros de distintos grupos de la Casa hizo su juramento como Padre Director el Padre Osvaldo Braccia.

Acto inicio ciclo lectivo 2013

El 28 de febrero iniciamos el ciclo lectivo 2013. Recibimos al Padre Osvaldo como nuevo Padre Director de la Casa Salesiana. Todas las fotos con un click

Palabras de Despedida del Padre Daniel

Ushuaia tarde del 7 de Diciembre de 2012

Hace rato que vengo pensando, hace rato que quiero escribirles,  pero cada vez que lo pienso me digo: son muchas las cosas que compartimos y poco el tiempo para decirlas. En cuestión de segundos, de minutos pasan por mi cabeza y mi corazón el día que llegue a Ushuaia y los 8 años que pase aquí en CASA.
Estoy tratando de despedirme de los alumnos del tercero que se van, de los alumnos del secundario, del primario y jardín que seguirán, de los papas, de los directivos, de los docentes, de los preceptores, del personal de maestranza, del personal de la administración, de todos los que formaron la Casa salesiana en estos hermosos años. Ha sido una de las experiencias mas ricas y mas desafiantes para mí, en primer lugar como persona, como sacerdote, como hijo de un Juan Soñador, un Juan que no se dejó abatir ante las dificultades.
No quiero dejar rastros en este lugar, solo quiere dejar vida, quiero que quede entre nosotros la VIDA con mayúsculas. Lo que hemos construido, lo hemos hecho juntos, lo que hemos sufrido, lo hemos sufrido juntos, lo que hemos conseguido lo hemos conseguido juntos. Nada hay en este lugar que sea obra de uno solo, es obra y mano de cada uno de los que formamos y seguirán formando la Casa Salesiana de Ushuaia.
Me cuesta irme, me cuesta partir, pero me voy con la certeza que hice hasta donde pude, quizás tendría que haber hecho más, seguro, de forma especial con los chicos y chicas, creo que a ellos les debo todo, les debo el sentirme bien, les debo el sentirme Amigo, el sentirme Padre. Gracias por haberme querido aun en los momentos difíciles de nuestra casa.
Pido perdón a los que no supe ayudar, a los que no les supe tender una mano, a los que deje en el camino. Mi egoísmo, mi dureza de corazón quizás no me dejo ver lo mejor de cada una, de cada uno. Espero haber aprendido algo más, tengo que saber esperar y no desesperar. Tengo que tener más paciencia.
Gracias al Buen Dios que me ama tan profundamente y a quien lo siento tan cerca de mi corazón, de mi vida, porque de distintas formas me hizo ver que no tenía que desesperar, que después de la oscuridad siempre llega la luz. Te agradezco Dios y Padre Bueno y te pido perdón por si alguna vez llegue a pensar que me habías abandonado, sos lo mejor para mi.
Si hay alguien a quien aprendí a querer en mi vida y que le agradezco a Dios haberlo conocido es a Don Bosco, para mí es el Padre, es el Amigo. Es una señal  muy fuerte en mi vida, lo quiero con todo mi corazón y lo sentí muy presente en medio nuestro, lo vi siempre caminando por esta Casa, cuidándonos. Lo vi cerca, lo vi presente en la mirada de los chicos, en el patio, en la vida que emergía cada día en esta Casa. Gracias Don Bosco por despertar en nosotros tanta pasión.
A los chicos de Tercero: gracias por estos años compartidos por tantas cosas lindas y por tanta vida que trajeron a la Casa. Les deseo lo mejor, les deseo que sean grandes personas, que tengan siempre presente que son hijos de Don Bosco, que la casa salesiana los acompaño durante muchos años y que hoy los despide esperando volver a encontrarnos. No se olviden de dar testimonio de personas buenas, generosas, anden por la vida haciendo el bien y amando de verdad. Valoren la VIDA y lo hermoso que ella nos brinda. Hasta siempre chicos.
Me despido de todos ustedes con un hasta siempre y un muchas gracias.

Que la tierra se vaya haciendo camino ante tus pasos.
Que el viento sople siempre a tus espaldas.
Que el sol brille cálido en tu cara,
Y las lluvias caigan suavemente sobre tus campos.
Y hasta que volvamos a encontrarnos,
Que Dios te guarde en la palma de su mano.




Acto de egresados 2012

video
Soñar está bueno, hacerlo realidad, mejor.

Palabras de despedida


Querida Comunidad Educativa de la Casa Salesiana de Ushuaia

Buenas noches a todos. No es fácil hablar un día como hoy, un día de despedidas. Se me ocurre que lo mejor es hacer hablar a algunas imágenes.




 La primera imagen que quiero que compartamos es la que vemos al fondo de nuestro escenario. Hace casi doscientos años un nene de nueve años tuvo un sueño. Su familia, que era muy práctica y estaba pasando un momento difícil, lo invitó a ser realista. Pero Juanito no renunció a sus sueños. Es más cada vez soñó metas más y más difíciles. Cuando compartía sus sueños algunos, muchos, lo creyeron loco. Pero otros se jugaron y sumaron a su sueño.
Juan  no se contentaba con soñar.  Puso todo, su corazón, su inteligencia, su salud, todos sus talentos por hacer que los sueños se hicieran realidad. Y cuando parecía que todo se había cumplido soñaba con algo casi imposible. Se le ocurrió que sus soñadores no se podían quedar en Italia. Y los mandó a otros países, hasta llegar a lo que en ese entonces era, mucho más que ahora, el fin del mundo…
No todo fue fácil, ni allá ni acá. Hubo quienes siguieron soñando y quienes solamente trataron de acomodarse, ser realistas y jugarse a lo fácil. La historia de esta casa salesiana sabe de tiempos de gloria y de momentos difíciles. Pero somos hijos de un soñador. Y no podemos dejar de soñar e ir más allá.

 La segunda imagen es de hace unos años.  Los chicos y chicas que pasaron su sexto año de EGB en nuestra casa la deben recordar. Es una foto de su campamento de fin de año, en la piedra de los deseos. Tal vez muchos no recuerden cuáles eran sus sueños y sus proyectos en ese lejanísimo 2006. Tal vez alguno soñó con este momento, tal vez alguno proyectaba más allá. Muchos sueños no se habrán cumplido…

La tercera imagen es más actual. Esta la tienen que recordar. Es una imagen de la misa de acción de gracias de este año. En la vasija, que también tengo acá, ustedes chicos pusieron talentos, historias, amores, sueños. Pero hubo algo más, un detalle no menor: ese día pusimos nuestra vasija en el altar, pusimos nuestro sueños en manos de Dios.

Queridos chicos y chicas: hoy es día de dar un paso más. No dejen de soñar, no dejen de ver más allá, no busquen acomodarse al ritmo de lo que venga y nada más. Por sobre todo, luchen por los sueños, pongan el alma en hacerlos realidad. Son más que exalumnos, son hijos de Don Bosco, de un pibe que nos mostró con su vida que de sueños se puede vivir, si ponés todo para que se cumplan.





 La última imagen que quiero compartir con todos es menos conocida. Es de un momento muy importante de nuestra Casa, en la lamento decir, no estuvimos muchos. Es una foto del día en la que el Padre Daniel asumió el cargo de Director.  El Don Bosco de Ushuaia no la estaba pasando bien. Daniel nos propuso soñar. Como le pasó a Don Bosco, muchos creían que la cosa no daba para más, que había que ser realistas.


Creo que todos saben que el año que viene el Padre Daniel se va de Casa a cumplir con un difícil encargo, como Vicario Inspectorial.
Esta semana tuvimos reunión de equipo con el Padre. Comencé la reunión tratándolo de “Usted”. Estaba probando que iba a decir hoy, o como  lo iba a decir. Como sonaba un poco artificial, voy a salirme un poco de la regla y tutearlo.
Daniel: tomo la palabra en nombre de todos para darte las gracias por estos ocho años de sueños compartidos.
Sin duda fueron años de mucho trabajo, de idas y vueltas, momentos felices y momentos tristes, de aciertos y errores, de algunas divergencias y muchas convergencias.
La frase que elegiste para el telón lo dice todo: pudimos hacer muchos sueños realidad.
Muchas gracias por la paciencia, por la disponibilidad, por tu laboriosidad. Sabés que la Casa te debe mucho. Sabés también que te vamos a extrañar, pero también que podés irte tranquilo porque sabes y sabemos que pusiste todo, que lo hiciste bien, que acá te mostraste buen hijo de Don Bosco.
Perdonanos como Casa Salesiana nuestras miradas enanas, nuestros pequeños gestos de egoísmo cotidiano, las incomprensiones los enojos y cansancios.
Por supuesto te deseamos lo mejor. Sabemos porque ya te conocemos que vas a poner todo tu empeño, tu entusiasmo, tus ganas de hacer las cosas bien en todo lo que hagas. No nos olvides en tus oraciones. Vas a seguir en nuestro corazón porque sos una parte importante de nuestra historia.
Familias, docentes, chicos y chicas, salesianos, Padre Daniel ¡Muchas gracias a todos por la vida compartida en estos años! Sientan que esta es nuestra Casa.





Palabras del Rector en el acto de fin de ciclo 2012


Queremos agradecerte Dios Padre todo lo vivido y compartido en este año escolar que finaliza.
Queremos primero  darte las gracias por nuestros alumnos.
Queremos darte gracias Dios Bueno, por los chicos y las chicas que este año ingresaron a nuestro nivel secundario en la Casa de Don Bosco. Gracias por darnos la oportunidad de encontrarnos con sus personas, con sus historias, con sus sueños… por ayudarnos a vencer los temores. Te pedimos que acompañes y no sueltes de tu mano a los que el año que viene no van a estar con nosotros. A los que egresan: acompañalos en el proceso de crecer y elegir su futura profesión. A los que tengan que seguir la secundaria en otros colegios, que siempre tengan un lindo recuerdo de su paso por el Don Bosco.
Queremos darte las gracias por nuestras familias. Gracias por el esfuerzo que hacemos juntos para que los chicos y chicas no solamente aprendan cosas, sino que aprendan a ser buenas personas, correctas, éticas, bienintencionadas y generosas. Sabemos que proponerles ser buenos no  es fácil, que muchas cosas nos “tiran para abajo”, que el mundo nos invita al camino fácil, nos hace creer que el triunfo es de los cancheros y de los que se animan a pisar a los demás. Pero también sabemos que por Jesús nos mostraste otro camino y es el que elegimos familia y escuela.
Gracias Papá Dios por nuestros docentes. A veces en el cotidiano no nos damos cuenta de sus cualidades, de sus valores. Gracias por darnos a los profes que todos los días vuelven a empezar con cada chico y cada chica,  trabajando con cada dificultad, con paciencia y ganas de  ayudar a hacer crecer lo bueno que hay en cada uno y cada una.
Gracias Padre Dios por las personas que nos acompañan todos los días. Por Marcelo, Jorge y Silvina que nos reciben todos los días cuando llegamos cansados y dormidos. Gracias por Iris y por Ariel que con paciencia infinita vuelven a limpiar y ordenar las salas que usamos. Gracias por el personal de Administración y Secretaría. Gracias por la calidez con que Patricia y María de los Ángeles nos dan todas las mañanas, todas las veces  que hace falta, las tizas y las pelotitas de metegol. Gracias por los preceptores y por su trabajo de tener al día toda la documentación que necesitamos y estar cuando otros no están. Te damos las gracias por todo el esfuerzo por facilitar el aprendizaje que hacen  las tutoras y las psicopedagogas, por la compañía de Laura desde la Biblioteca y Paúl que nos ayudó en esta última parte del año.
Te damos las gracias por habernos dado a los salesianos. Por el Padre Ismael, por el Padre Miguel que nos dió los buenos días, por Diego y su acompañamiento. Gracias por los consagrados que nos visitan, nos animan y alientan, por la visita del Padre Inspector, del Padre Natale, del Padre Néstor que nos acompañó en las convivencias de polimodal.
Este año en especial queremos agradecerte por el Padre Daniel. Gracias Padre Dios por estos ocho años en que Daniel estuvo con nosotros, ocupándose de algo mucho más importante  de tener todo ordenado, limpio y lindo: ayudándonos a ser una verdadera Casa Salesiana. Te pedimos que lo bendigas y acompañes en su nueva tarea como Vicario Inspectorial.
Sabemos que es así, sabemos que estas con nosotros y que caminás a nuestro lado, aunque a veces en el cansancio y la oscuridad nos cueste percibirlo. Gracias por el regalo de la vida, el regalo de estar y crecer juntos.

Cerramos el ciclo lectivo 2012

video

Video del cierre del año. 30 de noviembre de 2012